Neo-recreation


 
ÍndiceGaleríaFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La piedra del deseo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
dark thunder god
moderador
moderador


Cantidad de envíos : 9474
Edad : 24
Localización : unnnnnn ¿el infierno cuenta?
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/03/2008

MensajeTema: La piedra del deseo   15th Octubre 2012, 3:50 am

los deseos siempre nos han hecho esclavos, son aquellas cosas que queremos nos dan la fuerza para partir el mundo a voluntad, es el deseo aquello que puede transformar a una persona en algo mas alla:Tiranos, héroes, monstruos, santos. Todos ellos unidos por el deseo. Por la voluntad de mover el mundo por cualquier causa, su causa

Por eso la piedra existe. Aquella que se eleva en el cielo brillando, aquella que tiñe del cielo de la sangre quien la busca, todo por la oportunidad de tocar la estrellas

¿Y quién no mataría por un deseo? quien no haría lo imposible para trascender más allá de la patética realidad hasta la verdad detras y poder tocarla?

Ante la piedra del deseo...serias su esclavo?


Primer capítulo: el deseo comienza
Primera parte-El festival

Nathal desperto abruptamente de su cama, levantandose del mal sueño que habia tenido, este se habia repetido las ultmas noches y cada ves de forma mas clara, un haz de luz frente a ella, este se elevaba al cielo que tornaba de color rojo sangre y luego....nada, simplemente se volvia borroso. ella suspiro, viendo que no tenia caso pensar mas en ello fue a vestirse, colocandose su camisa y pantalon gris y las botas de su padre, lista para el festival

Ella salio de su casa y vio a su alrrededor mientras el sol de verano daba en su rostro palido y el viento soplaba suavemene su cabello negro, fijo su atencion al pequeño jardin que llevaba, las frutas horeas ya habian madurado y estaban listas, cuando se agacho para comenzar a recogerlas escucho una voz familiar que se acercaba
-Hola Nat!- dijo la voz con energia mientras Nathal veia quien era -Buenos dias Erick, gusto en verte- dijo ella con cariño a su mejor amigo, quien mostraba en su camisa una pequeña placa de metal con el escudo familiar para denotar su rango de noble
-Lista para el dia no?- pregunto a pesar que sabia la respuesta, los dos esperaban ese dia con ansais pues marcaba el festival del amanecer y consecuentemente la llegada de los comerciantes que usaban el lugar como parada antes de ir comenzar su viaje a tierras vecinas.

Con las frutas recogidas ella empezo a caminar al pueblo con Erick, recordando todos los lugares que le habian dicho y siempre quizo ir: desde las grandes estepas de Ursh con sus fortalezas de cristal, pasando por los palacios del desierto dorado a los monasterios del silencio en las islas dragon, lugares lejanos que ella siempre habia ansiado visitar toda su vida, ella suspiro al mirar a su alrrededor, viendo los extensos campos, mirando tambien los bosques que rodeaban al pueblo y finalmente las monañas de acero que separaban Arathor de Kelveran, era un buen lugar, pero con sus padres muertos, 20 años y sin saber que hacer decidio que sencillamente tendria que irse de ahi en ese pueblo entre las fronteras de dos tierras, habia decidido que su destino era ver el mundo...

Sus pensamientos se interrumpieron al acercarse la ciudad, Veia a los guardias de la ciudad moviendose rapidamente para que todos entren al pueblo en orden
-Veo que tu padre todavia piensa con su espada- comento al ver como los guardias se movian con un aire solemne y marcial tipico de soldados veteranos, una vision casi comica en lo que eran un monton de jovenes no mucho mayores que ella
-Sabes bien como es el- dijo Erick con falsa calma -es el noble que rige esta ciudad y al estar en la frontera debe tener mas cuidado, por eso le pone tanta atencion a la protecion-
-A pesar de que no ah habido una lucha en 20 años?, ¿acaso has visto la atencion que tu padre pone a esto?- replico Ella apuntando al pueblo, una muralla la rodeaba como un vigilante protector, tambien apunto a los guardias que hacian vigilancia asi como el pozo al pie de la muralla -no solo estan las defensas, si ves tambien aumento los puesto para la guardia de la ciudad incluyendo a muchos jovenes, parece que espera una guerra en camino-
-Con las noticias que han llegado, posiblemente la tenga- comento Erick con senblante sombrio -al parecer en Kelverian estan circulando rumores de una guerra inminente entre la nobleza reinante, quien sabe lo que podria pasar- Nathal noto como su amigo apretaba los puños ante tal pensamiento, por suerte al abrir la puerta esos pensamientos se fueron, al menos de momento

El humor tenso se esfumo al ver como el pueblo resonaba de alegria en el festival, celebrando entre la musica, las luces y decoraciones de varios colores la llegada de la primavera o el largo amanecer, pasaron entre la gente que cantaba,vociferaba y comerciaban alegremente, lmientras caminaban os dos vieron a la señora Mildred vender sus pastelillos dulces, a viejo hob vender sus saco de trigo y sobre todo vieron a Edmund, el señor mas adinerado de la aldea
-Buenos dias- dijo a ambos mientras terminaba de hablar con los comerciantes
-Hola Edmund- dijo Nathal con contercia, Edmund era un señor de pelo negro alto y estomago pronunciado -has sabido algo ultimamente?- el lo miro y suspiro
-Me temo que los rumores son ciertos Nat, kelveran ah entrado en guerra civil, mi hija me ah enviado un mensaje diciendo que fuera con ella a Arathor para pasar alla la estadia- La joven lo miro por un momento, si iba para Arathor podia tomar un puerto para cualquier parte del mundo....
-Bueno no importa- dijo Edmund tratando de cambiar la conversacion -Tienes lo que te pedi?- Ella sonrio y saco el contenido de su canasta -cuentas de madera tallada y frutas horeas- dijo mostrando unos collares de madera con simbolos tallados en el y una cesta de frutas exoticas y el a su ves saco una pequeña bolsa con monedas -aqui tienes- ella sonrio con el contenido en sus manos y junto con Erick empezo a disfrutar del festival con alegria, Sin darse cuenta de los sujetos que pasaban a su alrrededor

.......

El dia habia caido entre el agitado festival, la gente ahora celebraba en las tabernas mientras el viento frio, los dos jovenes caminaban ahora en la parte central del pueblo, un semi circulo que tenia los edificios mas importantes, la casa del gremio en donde se reunia para hacer los tratos mas importantes, el templo que cuidaba el viejo Hagel, y la fortaleza que se alzaba en el centro como un coloso lo haria sobre las personas.

-Ah sido un buen dia- dijo Erick sonriendo mientras se probaba su nueva bufanda roja de lana -no lo crees Nathal?-
-Si..si- respondio distraida, pensando lo que iba a decir acontinuacion -Erick tengo que decirte que...yo...me ire-
-Te iras? como que....oh- el silencio se apodero de el por unos momentos -entonces...te iras, tal y como siempre querias no?-
-Si, Edmund me dijo que iba a pasar un tiempo con su hija en la ciudad de Arathor, lo acompañare hasta ese lugar y supongo que usare el dinero para comprar un pasaje en barco y luego....no lo se, algo se me ocurrira- ella lo miro fijamente a los ojos -ven conmigo Erick, sabes que siempre quisiste venir..-
-Si, cuando eramos niños Nat, ya no tengo esos deseos, solo tengo que prepararme para ser un noble- dijo Erick apartando su mirada a lo cual ella lo obligo a seguirla mirando
-Por favor no me mientas, siempre eh sabido cuando lo intentas- ella le paso la mano suavemente por el rostro -no quieres ser un noble y aunque lo eres, estas en una ciudad menor en el borde de dos paises, ven conmigo...sabes que lo quieres- el agarro su mano y la apreto suavemente -Yo....pues...tu...tu amuleto esta brillando-
-Como?- dijo Nathal notando que tenia razon: el amuleto de su padre empezaba a brillar poco a poco y mostrandose mas calido al contacto -vaya sin duda es sorprendente- dijo una voz delante de ellos, ambos vieron a dos figuras encapcuhadas que hace unos momentos no estaban ahi
-Quienes son y que quieren?- dijo Erick dando un paso con la mano puesta en el mago de su espada, sea quines sean esos dos parecian ser un problema

-Como nos vieron?- pregunto uno de ellos, llevaba una capucha negra y era mas alto que su compañero que llevaba una capucha gris y un baculo negro, -se supones que tu habilidad era evitar que nos detectaran hasta hablar con Bronn no?-
-Pues- dijo el de capucha gris mirando el amuleto con voz tranquila, casi divertida por la situacion -al parecer el amuleto de la chica reflejo mi encantamiento permitiendole...-
-Detalles,detalles,detalles. El collar magico nos delato y basicamente eres un inutil- el sujeto de la capucha negra dio unos pasos al frente mientras desenvainaba su espada: un sable de mango negro con anillos de plata y un simbolo de luna grabada en la hoja -Supongo que es hora de hacerlo a mi modo- comento el sujeto quitandose la capucha, a lo cual ambos se sorprendieron.
El sujeto era alto y de complexion delgada, llevaba una chaqueta de cuero tachonado y debajo una camisa de color negro asi como unos pantalones del mismo color y una botas, pero lo mas raro eran su rostro: con un cabello y rostro palidos, tenia unos ojos negros y fijos que indicaban que no era humano en lo absoluto
-Razios no tienes que hacer esto- dijo El encapcuhado con apatia
-Por supuesto que si, necesitamos que Bronn nos escuche y que mejor forma que usando a su hijo de rehen?- el encapuchado solo suspiro ante lo que dijo Razios y se quedo quieto mientras este miraba al joven que sacaba su espada

-Un elfo...- dijo Nathal sin poder hablar, era la primera ves que veia a otro como de su raza, otro elfo como lo era su madre...y ahora ese elfo se lanzaba al combate contra su amigo, quien trataba de defenderse de su feroz atacante
-Interesante pelea no?- dijo el encapuchado quien de alguna manera habia aparecido a su lado
-Quienes son ustedes?- pregunto Nathal retrocediendo del sujeto
-Solo estamos aqui para hablar con Bronn, ibamos a verlo con calma cuando tu collar rompio el encantamiento, ahora porque no hablamos de esto..- Nathal lanzo un golpe al encapuchado quien latrapo el puñetazo con facilidad
-Veo que tienes temperamento, tal y como tu madre- comento
-Mi madre?, que sabes tu de mis padres?- replico haciendo fuerza para liberar su mano
-Mas de lo que tu crees, pero eso no es importante ahora, solo tengo que hablar con el padre de Erick-
Nathal lanzo un segundo puñetazo con mas fuerza que el anterior obligando al encapuchado a retroceder -impresionate pequeña- respondio su oponente mientras veia a la chica, notando las lineas de energia pasando sobre su cuerpo y dandole mas fuerza
-Increible....-

-Debo admitir que tienes habilidad.- dijo Erick bloqueando sus ataque y aprovechando para dar una patada -pero te falta displina- el elfo solo rio ante tal comentario como si hubiera sido un buen chiste
-debo admitir pequeño que tienes una boca muy grande para tu edad, pero admito que tambien tienes habilidad-
el elfo se lanzo a gran velocidad contra Erick lanzando un golpe contra el, el noble lo detuvo solo para ver muy tarde que era una finta y golpe de Razios que fue directo a su rostro -pero te falta algo muy claro, te falta el espiritu del guerrero- dicho esto piso con fuerza la mano de Erick para impedir que agarra su espada

-Veo que Razios ya termino su trabajo- dijo su compañero encapuchado concentrando la energia en sus manos -Lamento hacer esto Nathal- y de un movimiento una rafaga de poder lanzo a la chica al suelo
-Bien ya tenemos al chico y la bastarda no molestara mas- dijo Razios mirando a su compañero -ahora hay que hablar con Bronn antes de que tu burbuja de silencio desaparesca y todo el mundo sepa que estamos aqui-
-Creo que es un poco tarde para eso- contesto una voz detras de ellos, Erick miro a su padre parado en la puerta de la fortaleza, un hombre alto y complexion fuerte, vestido de manera sencilla mientras sostenia su espada con una mano y una daga enjoyada con la otra, pero era su rostro inexpresivo que miraba a al elfo era lo mas resaltante
-Ok, entiendo que la chica tenga su collar, pero ¿como es que el tambien logro burlar tu magia anciano?- dijo Razios con tono molesto
-Su daga- dijo el encapuchado apuntando a su mano izquierza -en efecto, esto me permitio burlar tus artes Layus...pero eso ya deberias saberlo no?- dijo Bronn al encapuchado -tu me lo dijste hace 20 años-
-Veo que aun te acuerdas, aunque me sorpende que descubrieras eso de la daga- el se retiro la capucha revelando un rostro de piel bronceada, no tenia cabello, mas si una barba bien recortada -es bueno verte de nuevo viejo amigo-
-Viejo amigo?- dijo Bronn con un desden casi palpable -que tu te aparecieras 20 años, no nos hace amigos, la verdad deberia haberte matado apenas supe que estabas aqui-
-Pero ahora tenemos a tu hijo- dijo el elfo apuntando con su esapda a Erick -asi que tendras que escucharnos-
-De hecho no- dijo el -no tengo, tu tienes a mi hijo pero yo tengo dos grupos de arqueros en la fortaleza- con un chasquido de sus dedos, dos grupos de arqueros apuntaban a Razios con sus arcos
-Un movimiento y lo atravesare con mi espada- reto el elfo
-Hazlo- dijo Bronn con frialdad -asi me daras una gran excusa de como matarte, despues de todo solo necesito a layus para el mensaje y dudo que le importe lo que hagas...-

-Ok- dijo el de capucha gris -veo que no has cambiado nada sobre negociaciones-
-Alguna cosas nunca cambian, como tu por ejemplo- dijo dando un paso -luces exactamente igual-
-El tiempo me favorece, asi que necesito darte un mensaje y cobrarte el favor- comento Layus con calma -sabes que me lo debes-
-Tiene que ser muy importante para que vengas luego de tanto tiempo- dijo el -escuchare tu mensaje apenas le digas a tu maton que suelte a mi hijo-
Layus solo sonrio ante la sugerencia haciendo una seña para que Razios se apartara de la escena -listo, ahora quiero que me escuches, pero supongo que podrias hacer eso organizando una comida para mi y mi compañero-
-Maldito viejo infeliz- dijo Bronn llevandose una mano en la cara -vamos! quiero que avisen a todos que preparen algo para nuestros invitados, que despierte tambien al viejo Hegel, vamos,vamos,vamos!- ordeno a todos para hacer los preparativos de la reunion

Nathal recogio a Erick -estas bien?-
-Si lo estoy- dijo adolorido por los golpes -la verdad, no entiendo que rayos acaba de pasar aqui-
-Pues, parece que lo averiguaremos pronto- comento ella dijo mientras veia al viejo y al elfo entrar a la fortaleza


Última edición por dark thunder god el 6th Junio 2013, 11:15 pm, editado 22 veces
Volver arriba Ir abajo
dark thunder god
moderador
moderador


Cantidad de envíos : 9474
Edad : 24
Localización : unnnnnn ¿el infierno cuenta?
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/03/2008

MensajeTema: Re: La piedra del deseo   29th Octubre 2012, 10:25 pm

-Sabes siquiera a donde vas?- dijo Razios caminando desprocupadamente mientras Erick veia un mapa

-Si. iremos a ver al conde de marven que es amigo de mi padre- Erick decia todo eso como si hubiera mas lujo o grandiosidad en otro pueblo dirigido por otro conde rural en ninguna parte

-Si tu lo dices. solo asegurate de que no nos perdamos o nada parecido- replico el elfo de vuelta mientras miraba a Nathal fijamente. esta desvio la vista incomoda.

Despues de todo dado al como se conocieron....

"Habia sido un dia de celebracion cuando el Gran Razios lunaplateada habia llegado. pues para todo el pueblo era la primera ves que habian visto a un elfo y para mas era un comerciante. quien sabria lo que podra traer o saber? por eso se hacia una fiesta para mostrarle su hospitalidad...

Por supuesto todo era una linda mentira

-Asi que es cierto las noticias?- dijo bronn a Razios mientras veia en la mesa la comida servida:jabali cocido con especias con una jarra de leche endulzada y varios panecillos. -Pues si- dijo el elfo sirviendose -la piedra del deseo ah vuelto- aquella noticia parecia aber puesto a bronn muy preocupado

Despues de todo si la piedra era real y lo que se decia era cierto quien sabe lo que podria pasar:una piedra forjada en los primeros dias. cuando los conceptos eran seres y los seres conceptos. aquella cosa que podria romper la realidad a voluntad...

Si habia mucho que estar preocupado mas Bronn mantuvo la calma. despues de todo no se habria vuelto un noble de haberla perdido. -Bien- dijo -tu y.....este sujeto iran por la piedra con alguien de confianza- señalo a alguien en una esquina:un sujeto en vuelto en una capucha que solo dejaba mostrar sus brazos tatuados en extraños patrones y un baculo blanco -y ese alguien sera mi hijo-

Aquello ultimo sorprendio a todos y mas que nadie al propio Erick. su padre y el no tenian la mejor de las relaciones desde la muerte de su madre hace años. Bronn solo habia sido un joven de 21 años cuando se caso con aquella mujer extranjera y tuvo un hijo un año despues muriendo en el parto. desde ese entonces el siempre se enfoco en su trabajo militar entrenando a las escasas tropas que habian.

-Pues- dijo Erick -bien....lo hare- Nathal observo que fuera de su expresion de duda se parecia mucho a su padre:cabello castaño,ojos marrones y facciones marcadas. solo el cuerpo entrenado de su padre los diferenciaba

-Bien- dijo Razios -si tengo que hacer de niñera de este niño entonces yo dire que alguien mas tendra que venir- luego alzo la mano -y sera ella- Dijo señalando a Nathal -tu iras con nosotros...
"

_________________
nunca confies en nadie execto en tu peor enemigo


Volver arriba Ir abajo
dark thunder god
moderador
moderador


Cantidad de envíos : 9474
Edad : 24
Localización : unnnnnn ¿el infierno cuenta?
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/03/2008

MensajeTema: Re: La piedra del deseo   22nd Diciembre 2012, 10:29 am

-Asi que exactamente que planeamos hacer?- pregunto Razios mientras iba en la montura de Nathal kurgan.

-Pues informar a todos la posible gente de la piedra para que nos ayude- comento Layus usando la montura de Erick
-Encerio eres tan credulo para pensar si hablas de esa leyenda la gente nos dara toda su ayuda?- comento Razios con una sonrisa cinica, Nathal y Erick se miraron con cierta preocupacion. Aun cuando el elfo de la noche tenia un molesto sentido del humor, tenia razon en esteo
-Creeme que nos escuchara- respondio el mago con calma -pareces estar demasiado seguro de ti mismo- comento Razios -eso...o sabes algo que nosotros no-
-Y que pasaria si asi fuera?- respondio alzando un poco la voz Erick noto como el elfo apretaba el puño con fuerza pues mas que una pregunta era una ligera provocacion
-Hey escuchan eso?- dijo Nathal detiendo su caballo mientras veia a su alrrededor, se escuchaba sonidos de metal chocando con metal y gritos ahogados, era los sonidos tipicos de un batalla, ellos se acercaron un poco para ver y encontraron precisamente eso aunque de la manera mas inusual

Eran dos bandas peleando entre si, una era de orcos, Nathal habia escucado de su madre y su padre hablar de ellos muchas veces y ahora que los veia podia dar credito a eso: eran altos, de hombros anchos y de facciones pronunciadas, cada uno vestia de una manera individualista: marcas tribales, pedazos de hueso tallados o traje de cuero con metal pegados y por su manera de luchar podia ver su ferocidad en accion, Tambien podia ver a sus ayudantes mas pequeños los goblins que lucian como niños maniaco mientras disparaban flechas y hasta un ogro que se alza por encima de todos con brutal mosculatura

Del otro lado estaban nada menos que los hombres bestia, los horribles vastagos del gran enemigo. podia verlos a todo: horribles abominaciones que parecian un cruce bizarro entre bestias y personas. cada uno mas horrible que el anterior, Nathal vio como Layus miraba a un hombre bestia distinto:encorvado,pequeño y con un aura de miedo a su alrrededor

-Miren- dijo Erick apuntando. se podian ver a unas personas lucando desesperadamente, por sus ropas andrajosas era claro que eran proscritos -Esta claro todo: ellos robaron algo y luego los orcos y las bestias hicieron lo mismo- comento Razios mientras agarraba el mango de su espada -es hora de ver si tienen lo que hace falta- luego de un movimiento saco su espada que brillaba con luz celeste -Ahora!- dijo sonriendo mientras los caballos cargaban

Erick fue el primero sacando su espada vio uno de los proscritos pelear contra un orcos y supo que debia ayudarlo, rapidamente cabalgo de un tajo decapito al piel verde, el proscrito miro como la cabeza caia para luego ver a Erick -cuidado!- le grito, pero antes de que pudiera hacer algo un hombre bestia habia saltado hacia el

Nathal en cambio saco su arco disparando a los goblins para impedir que hicieran algo. mientras Razios salto del caballo y cargo contra ellos sonriendo de alegria ante una batalla,

_________________
nunca confies en nadie execto en tu peor enemigo


Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La piedra del deseo   

Volver arriba Ir abajo
 
La piedra del deseo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Piedra tallada
» Algo con una pequeña piedra engarzada
» EL MANUSCRITO DE PIEDRA, Luis García Jambrina
» EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO, Patrick Rothfuss
» Piedra Redonda...Sera que nada mas rodo en algun arroyo?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Neo-recreation :: roles :: Roles - Fantasía-
Cambiar a: